Aumenta tus Rankings en Google Ahora!
Auditoría SEO

Auditoría SEO: 7 Puntos Básicos Para Auditar tu Blog Hoy

Auditar el SEO de tu página web o blog es imprescindible para poder analizar si tu estrategia SEO está cumpliendo con los objetivos que te has planteado, para comprobar la existencia de errores técnicos y para optimizar todos los datos obtenidos de cara a superar esos posibles errores y potenciar los aspectos positivos de tu sitio web.

Debido a la importancia que este tipo de análisis tiene para el buen funcionamiento de tu web es por lo que me he animado a explicar de una forma clara y sencilla cómo hacer una auditoría SEO básica completa.

Primero veremos qué es exactamente eso de auditar una web y después te enseñaré paso a paso los aspectos más importantes que debes tener en cuenta a la hora de analizar tu sitio junto a las que considero son las mejores herramientas (gratuitas y de pago) para hacerlo.

Si llegas al final del post incluso verás que te doy un consejo que considero bastante importante. Espero que te sea de utilidad y si tienes alguna duda o consulta o algún punto que agregar podemos hablar de ello en la zona de comentarios.

¿Qué es una auditoría SEO?

Una auditoría SEO no es más que un análisis exhaustivo de la “salud” de tu web que se realiza de forma periódica con el objetivo de analizar las fortalezas del mismo y corregir todos aquellos errores que puedan empeorar el posicionamiento de tu sitio.

Para realizarla se tienen en cuenta diferentes aspectos tales como los que veremos a continuación:

Ahora ya sí,  sabiendo esto vamos a profundizar un poco más en este tema y en cada uno de los puntos mencionados.

¿Cómo hacer una auditoría SEO completa?

  • Indexación del contenido

De nada te sirve crear un gran contenido si este no está correctamente indexado en los motores de búsqueda. Para realizar este análisis existe una herramienta totalmente gratuita y muy fácil de usar que se llama Robots.txt Checker.

Lo único que tienes que hacer para comprobar el funcionamiento de tu archivo robots.txt es introducir la URL completa de este archivo (usualmente sería tuweb.com/robots.txt) y en cuestión de segundos podrás comprobar si su funcionamiento es correcto.

Si no lo es, esta herramienta te mostrará aquellos aspectos que debes cambiar para hacer que tu archivo funcione correctamente.

Por otra parte también es importante saber cuál es el número de páginas que tienes indexadas en Google y para ello existen dos opciones muy simples, pero a la vez muy efectivas:

  • La primera consiste en introducir en el buscador de Google el comando: site:nombredetublog.com
  • La segunda opción es acudir a Search Console (antiguo Google Webmaster Tools) y entrar en Índice de Google > Estado de indexación.

En esta sección también podrás comprobar en el apartado “Avanzado” si el archivo robots.txt está bloqueando alguna página o el número de páginas que has eliminado del índice en el caso de que hayas eliminado alguna.

Para finalizar este punto también es importante comprobar si existen errores de rastreo, siendo el más común el error 404 de página no encontrada. Evitar este error es fácil si tu sitio es pequeño y llevas un control con regularidad.

  • Estructura de tu sitio

Dentro del análisis de la estructura del sitio son importantes las taxonomías, folksonomías y la etiqueta canonical así como en conjunto toda la arquitectura de la web. Ten en cuenta que para mejorar el posicionamiento web es imprescindible que la estructura de tu sitio tenga coherencia y sea fácil de “entender” por parte de los motores de búsqueda.

  1. Taxonomías: Son una forma de agrupar el contenido en una categoría predefinida.
  2. Folksonomías: Hacen referencia a una estructura no jerárquica la cual utiliza las etiquetas o tags para organizar la información.
  3. Etiqueta canonical: Muy importante elegir para evitar el contenido duplicado.
  4. Arquitectura web: Aquí entran todos los aspectos que tienen que ver con la usabilidad de tu sitio. Tus visitantes deben poder encontrar lo que buscan en el menor número de “clics” posible.
  • Estudio de palabras clave

Estudiar las palabras clave para las que estamos posicionados es fundamental para comprobar si nuestra estrategia de marketing de contenidos está funcionando o no.

Para realizar este análisis nada mejor que utilizar la herramienta SEMrush. Así podremos saber que keywords tenemos rankeadas en las dos primeras páginas de Google y de las cuales estamos recibiendo la mayor parte de nuestro tráfico.

Por supuesto que también debemos combinar SEMrush con Search Console para tener una visión más amplia de todas las keywords que estamos rankeando.

Mi consejo es que siempre que busques este tipo de información la exportes a Excel, herramienta de la que no se habla tanto, pero que es fundamental para poder ordenar todos los datos y facilitar así el análisis de los mismos.

  • SEO on page

Los errores más importantes que podrías encontrar en el momento de examinar el SEO on page de tu sitio web serían los siguientes:

  • Páginas con H1 duplicado
  • Títulos demasiado largos (más de 65 caracteres)
  • Meta descripción mayor de 165 caracteres (ahora ampliado por Google, pero cuidado con eso) o directamente inexistente
  • Páginas con poco contenido o desactualizado
  • Imágenes rotas o sin texto alternativo (ALT)
  • Bajo ratio de texto con respecto al código HTML
  • URLs no amigables o superiores a los 115 caracteres
  • Errores en el sitemap.xml o directamente no se encuentra el archivo
  • Enlaces internos y externos rotos
  • Contenido duplicado

Todos estos errores técnicos en mayor o menor medida perjudican al SEO por lo que es prioridad solucionarlos lo más rápido posible. Para controlar el SEO on page una herramienta muy buena es Screaming Frog SEO Spider.

Recuerda siempre exportar todos los datos obtenidos por esta herramienta a una hoja de Excel para poder trabajar con mayor flexibilidad.

  • Velocidad de carga (WPO)

WPO son las siglas de Web Performance Optimization y su principal objetivo es optimizar al máximo un sitio web con el objetivo de que la respuesta que ese ofrece al usuario sea lo más rápida y efectiva posible.

Cada día los usuarios de internet vamos con más prisa y si una web o blog tarda más de 3-4 segundos en cargar no te quepa duda de que vamos a salir de ese sitio, lo cual a la larga perjudica al posicionamiento web.

Lo primero que tienes que hacer antes de optimizar estos factores es comprobar a qué velocidad carga actualmente tu sitio y qué elementos causan problemas. Las herramientas que te recomiendo para hacer este análisis son:

Ten en cuenta que cada una de ellas mide la velocidad en base a unos parámetros algo distintos por los que en ningún caso vas a obtener los mismos resultados en las tres herramientas.

Para mejorar la velocidad de carga algunas de las cosas que puedes hacer son:

  1. Activar la compresión Gzip
  2. Optimizar las imágenes reduciendo su peso
  3. Utilizar un sistema de caché
  4. Alojar tus imágenes en un CDN
  5. Eliminar los elementos innecesarios (widgets y plugins que no utilices)
  • Análisis de los enlaces

Estudiar los enlaces que apuntan a tu sitio es fundamental tanto para llevar un control de tu estrategia de Link Building como para estar prevenido en caso de un posible ataque de SEO negativo.

Las herramientas que te recomiendo para llevar a cabo este tipo de exámenes son Majestic y Ahrefs, dos herramientas de pago que tienen una gran precisión a la hora de darte información de todos y cada uno de tus backlinks.

En el caso de utilizar Majestic sólo tienes que acceder a su web e introducir la URL de tu sitio. Inmediatamente después tendrás a tu disposición toda la información referente a tus enlaces. Entre esta información destacan dos métricas que sólo vas a encontrar en esta herramienta SEO, el Citacion Flow y el Trust Flow:

  1. Citation Flow CF: Métrica que mide la cantidad de los enlaces de tu web de 0 a 100. Es importante saber que la escala es logarítmica, lo cual significa que es mucho más fácil pasar de 0 a 10 que pasar de 80 a 90.
  2. Trust Flow TF: Métrica que mide la calidad de los backlinks. Al igual que la anterior también es una escala logarítmica que va de 0 a 100.

Otra información útil que te dará Majestic es la siguiente:

  1. Backlink History: Gráficos con la cantidad de enlaces entrantes a tu sitio a lo largo del tiempo. Muy interesante para ver la velocidad con la que estás consiguiendo enlaces y para saber si has podido sufrir algún tipo de penalización.
  2. Desglose de backlinks: Te proporciona información sobre los tipos de enlaces que apuntan a tu sitio (enlaces de texto, procedentes de imágenes, redireccionamientos…) y la proporción entre enlaces nofollow y dofollow.
  3. Anchor Text: Es fundamental conocer el texto con el que te están enlazando tanto para saber si tu patrón de enlaces es natural como para poder ver si te está enlazando alguna página no del todo fiable.

Ahrefs también tiene métricas propias como son el “URL Rating” o el “Domain Rating”, que son dos clasificaciones similares al PA (Autoridad de página) y DA (Autoridad de Dominio) de Moz. También cuenta con el “Ahrefs Rank”, con el que puedes conocer la evolución de tu dominio a lo largo del tiempo.

Asimismo con en esta plataforma puedes analizar estos datos:

  1. Número total de backlinks de tu sitio
  2. Número de dominios de los que proceden esos backlinks
  3. Número de enlaces según su tipología: Follow/nofollow, texto, imagen…
  4. Anchors Cloud: Son los diferentes anchor text (palabras o frases) con los que te enlazan
  5. URL Ranking Distribution: Calidad de los dominios que te están enlazando
  6. Top Referring TLDs: Muestra de forma gráfica la distribución de tus enlaces según el tipo de dominio (.com, .es, .net, .org…)

Por último me gusta una tercera opción, en este caso 100% gratuita y que no necesita de registros cómo es Open Link Profiler, tal vez menos conocida que las anteriores, pero que también tiene una información muy interesante.

  • Analítica web

En este punto es importante analizar el tráfico que tu sitio recibe procedente de los motores de búsqueda. Esto puedes hacerlo con Google Analytics. Entras en Adquisición > Todo el tráfico > Canales > Organic Search > Página de destino.

Ahí puedes analizar todas tus páginas de manera individual. Entre los datos a los que hay que prestar especial atención se encuentran:

  1. Número de sesiones y nuevos usuarios
  2. Porcentaje de visitas recurrentes
  3. Tasa de rebote
  4. Duración de la sesión
  5. Consecución de objetivos
  6. Porcentaje de conversiones del objetivo

En definitiva todos estos elementos que he listado son fundamentales en el momento de hacer una auditoria SEO de tu web o blog, algo que deberías hacer de forma periódica para garantizar que el estado de tu sitio es verdaderamente óptimo.

Por último me gustaría hacerte una pequeña recomendación.

A mí me encanta aprender de forma autodidacta porque siempre he considerado que es la mejor manera de adquirir conocimientos fuera del circuito colegio/instituto/universidad y por eso siempre recomiendo a todo el mundo que expanda su mente y se forme por sí misma a través de internet, que es la gran ventaja de este medio.

Sin embargo, si tienes un negocio y quieres hacerlo rentable, pero te cuesta profundizar en temas como el SEO y hacer una auditoria de tu sitio te va a resultar demasiado complejo (lo es) lo mejor es que contrates a un buen profesional. El sabrá ayudarte y te ahorrará horas y horas de estudio y trabajo.

Ahí queda mi consejo antes de despedirme por hoy, pero como siempre termino con unas cuantas preguntas que me encantará que respondas en la zona de comentarios. Bueno, en realidad en la zona de comentarios puedes hablar de lo que quieras.

¿Realizas auditorías SEO de tu sitio web con frecuencia?, ¿Qué herramientas utilizas?

¿Qué otros aspectos consideras importantes a la hora de examinar tu sitio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

css.php